La Venta de Productos Naturales, Silvetres, Artesanales, y Orgánicos en Chile

por organicosas

Productos orgánicos, productos silvestres, productos artesanales, o productos naturales son conceptos que si bien para un gran número de personas podrían parecer sinónimos, albergan una GRAN diferencia que es fundamental delimitar para poder identificarlos adecuadamente al momento de adquirir un producto. De todos estas significaciones, el único que lograría asemejarse a una designación de “orgánico” son los productos silvestres.

Las frambuesas o arandanos que se hallan en algún sitio rural se aproximan más al concepto de orgánico pero sin gozar de una certificación que los garantice. “Artesanal”, por otra parte, equivale a “hecho en casa” lo que no implica libre de agrotoxicos. Según la concepción pública, la venta de productos naturales en chile significa la venta de productos que son puros y sanos.

Vídeo

Audio y Presentación del Vídeo

Pero, en muchos de los productos que se venden en el mercado rotulados como naturales, este no es el caso, incluso algunos contienen incorporados químicos nocivos, sin hablar de los pesticidas presentes.

Para terminar términos como silvestre, artesanal, o natural no cuentan con ningún tipo de certificación que acredite la inexistencia de agrotóxicos.

Desafortunadamente no se requiere certificación para que un producto sea categorizado como natural pero sí para uno orgánico.

Si bien, Si bien es cierto, las exigencias de las entidades certificadoras varían entre si la gran mayoría coincide, por regla general, para que un producto sea llamado orgánico, este debe haber crecido en un medio ambiente de biodiversidad donde los pesticidas no fueron empleados ni tampoco la ingeniería genética.

En Chile, es el SAG, a través de la ley gubernamental Nº20089 quien regula que los productos orgánicos sean producidos, elaborados, envasados y operados de acuerdo a la norma.

Según los reglamentos establecidos por la ley ”Todo producto de origen silvoagropecuario que se haya originado en un proceso productivo orgánico, para ser reconocido como producto orgánico o producto ecológico o “producto biológico, debe estar certificado por una entidad acreditada y registrada en el SAG”.

El Servicio Agricola y Ganadero funciona como la autoridad autorizada para fiscalizar el acatamiento de la ley gubernamental.
Al mismo tiempo, se encarga de sancionar, fiscalizar y gestionar el uso del sello oficial para los productos orgánicos penalizando las posibles faltas que fuesen en contra de esta ley.

Con el fin de certificarse hay dos sistemas que rigen según la norma, el primero es a través de un organismo certificador privado como CERES, y el segundo es en forma directa a través del SAG con la desventaja de no poder trabajar con intermediarios.

Dependiendo de la composición orgánica de un producto, se establece cual será el sello que lo distinguirá, ya sea 100% orgánico o en transición.

Si se tiene un predio orgánico, certificarse, es sin dudas, una opción a considerar para el vendedor y comprador, ya que hoy en día no existe la relación directa entre ambos y la información sobre la procedencia de los productos es para el comprador casi nula. Por el otro lado el vendedor puede gozar de un precio justo sobre sus productos al estar certificado.

No obstante, la ley establece la voluntariedad del proceso de certificación por lo que no es obligación que un agricultor se certifique si no lo desea, pero, no podrá denominar sus productos ni como orgánicos, ni como ecológicos ni como biológicos bajo ningún punto de vista.

De esta manera es fundamental elegir productos con certificación ya que al menos poseeríamos alguna seguridad en relación a lo que efectivamente estamos comprando en un negocio de productos orgánicos en Chile.

No se permiten comentarios.